viernes, 22 de septiembre de 2017

Edificaciones de la UNAM no sufrieron daños estructurales

Tras la desocupación de las instalaciones universitarias en todas las zonas de afectación por el sismo del 19 de septiembre pasado, un prestigioso grupo de nuestros expertos en estructuras, acompañado por la Dirección General de Obras, llevaron a cabo la inspección cuidadosa de todos los inmuebles de las entidades académicas  y del patrimonio artístico de la UNAM.

 Hoy se recibió la totalidad de los dictámenes sobre las condiciones físicas de nuestras instalaciones. Del resultado de ellos se puede afirmar que:

1.- En ninguno de los edificios dictaminados existen riesgos estructurales que impliquen la posibilidad de colapsos posteriores al sismo o tengan que ser demolidos. Todos ellos se encuentran en condiciones para continuar con las actividades. 
2.- Dentro de algunas de nuestras instalaciones, tanto del campus central, como de aquellas de la zona metropolitana y del estado de Morelos, se aislarán  secciones que requieran de rehabilitaciones por daños menores o un manejo especial, a fin de permitir su integral recuperación. 

3.- Algunas  fachadas exteriores de los inmuebles del campus central, patrimonio de la humanidad,  tendrán que ser reparadas siguiendo los protocolos que para estos bienes marca la normatividad correspondiente y su restauración se incorporará al plan de manejo integral del campus. Pero estos daños en las fachadas de ninguna manera representan riesgos estructurales a la estabilidad de las edificaciones. 
4.- En cuanto al patrimonio artístico es importante precisar que ninguno de los murales de Ciudad Universitaria sufrió daños con motivo del sismo. Algunos de ellos, como los murales de Siqueiros y de Eppens, eran ya objeto de procesos de conservación. Los recintos históricos a cargo de la UNAM no sufrieron daños de importancia y son y seguirán siendo sujetos permanentes de nuestra atención. 
5.-La Torre del Centro Cultural Tlatelolco permanecerá cerrada para permitir su rehabilitación. El recinto cultural adyacente se mantendrá abierto por no representar riesgo alguno. 

Por todas las consideraciones anteriormente expuestas, la Universidad Nacional Autónoma de México reiniciará clases el próximo lunes 25 de septiembre.

La Universidad Nacional continuará informando puntualmente a la comunidad y a la opinión pública sobre las medidas adicionales que eventualmente se lleguen a adoptar, teniendo siempre presente que nuestra prioridad es la seguridad y el bienestar de los universitarios.

Fuente: UNAM